LA VISTETA

EL ARROZ MELOSO LA VISTETA DE CALABAZA, AJOS TIERNOS Y PATO

https://www.facebook.com/gastrondario

ARROZ MELOSO LA VISTETA

CALABAZA, AJOS TIERNOS Y PATO

Ingredientes para 4 personas:

12 trozos de pato fresco

500 gr de calabaza en dados

1/2 cebolla picada

2 tomates rallados

2 ajos secos picados

2 manojos de ajos tiernos

Sal

Pimentón Hojilla

Azafrán

200 ml aprox. aceite

Preparación Chef Beatriz Ballester Restaurante La Visteta, Barx:

Preparar un fondo de pato con hebras de azafrán.

En una cazuela (nosotros utilizamos una sartén parisién) añadimos el aceite (producido en Barx) hasta que tempere para sofreír el pato con un poco de sal. Dejar que dore a fuego suave.

Añadimos la cebolla y sofreímos.

Añadimos la calabaza cortada a dados o trozos pequeños y le damos unas vueltas.

Añadimos el ajo y el tomate para dejarlo reducir y así poner el pimentón de hojilla (hemos elegido El Rebost producción de Juan Salvador Gayá) para que sofría.

Añadimos el fondo de pato, dos dedos por encima del contenido. Dejamos que cueza aprox. 20 min para que se integren todos los sabores y conseguir un contraste de dulces y salados que nos sorprenderán en boca.

Añadimos el arroz variedad Argila (hemos elegido el arroz producción de Rafael Mañez, ciudad de Sueca).

Resto de ingredientes de la huerta del restaurante La Visteta y las tierras de Barx. Una receta sencilla donde el secreto radica en su materia prima con productos saludables para una elaboración equilibrada.

Recomendación:

Una experiencia gastronómica gratamente satisfactoria desde el momento que Leo Montagud, propietario del restaurante La Visteta, hablaba maravillas de la receta elaborada por su mujer y que sus clientes habían aceptado con tanto estupor.

Apostar por los productos de proximidad es una carrera segura y ganadora. Volver a los orígenes, a rescatar la procedencia de nuestros antepasados, a trabajar la tierra con las facilidades actuales, a darnos cuenta que antes era la tierra y con el tiempo evolucionó hacia una hostelería adaptada a los cambios, al turismo, al rápido desarrollo, al comercio global… 

La Visteta es uno de los restaurantes con huerta propia y que apuesta por ofrecer a sus comensales productos de proximidad del territorio y de la comarca, con el fin de ayudar a los pequeños y medianos productores. El padre de Leo nos ofrece con orgullo su producción de aceite, así como su cosecha y elaboración de sobrasada (tenían carnicería propia).

Su chef, Beatriz Ballester, trata y elabora la materia prima para conseguir ensalzarlos y darles el protagonismo que se merecen, combinado y transformando, sin perder la esencia de la tradición y ofrecer al comensal ese sabor de antaño que tantos recuerdos nos hacen aflorar.

El arroz meloso de La Visteta con calabaza, ajos tiernos y pato a la sartén parisién es un acierto seguro que se va a convertir en el plato estrella del Restaurante La Visteta de Barx y que sitúa la gastronomía en lo más alto de sus montañas, de La Valldigna comarca de La Safor, Valencia. El contraste del dulce de la calabaza con la carne del pato y la frescura del ajo tierno, desde la primera cucharada hasta la última, dejan entrever un sinfín de sabores que sorprenderán al paladar más exquisito.

Tras un buen manjar, aprovecha por visitar sus sendas y fuentes, en especial “La Font del Cirer” que se inicia desde el propio restaurante. Un paseo explorando la belleza de la naturaleza y las vistas de toda la Valldigna. Por el camino te sorprenderán las mini cuevas con formaciones entrañables y piedras divertidas esculpidas por el paso del tiempo.

LINEAS DE NAZCA

DESVELADO EL MISTERIO DE LAS LÍNEAS DE NAZCA

Se presentará en el Congreso Internacional de Turismo Cultural de Córdoba en febrero

El equipo Salvar Nazca, liderado por el ingeniero Carlos Hermida, descubre que los famosos geoglifos de Perú son un complejo sistema de canales de riego

pastedGraphic.png

Detalle de geoglifo en las Líneas de Nazca. Foto: Proyecto Salvar Nazca 

El ingeniero español Carlos Enrique Hermida García presentará en febrero junto a su equipo de investigación uno de los mayores descubrimientos arqueológicos a nivel mundial. Según sus palabras, “no sólo hemos desvelado el misterio con numerosas y contundentes pruebas, sino que también hemos redescubierto un sistema que puede salvar millones de vidas en todo el mundo”.

La investigación realizada a través de métodos de ingeniería civil destaca que las Líneas de Nazca son en realidad un complejo sistema de canales para el riego de vastas extensiones del desierto, una técnica preinca ya conocida como cosechas de agua. Un descubrimiento que marca un antes y un después en la concepción que el mundo tenía de este yacimiento arqueológico de Perú, unos enormes geoglifos que se han convertido hoy en día en uno de los principales atractivos turísticos del país andino.

Salvar Nazca, el equipo internacional multidisciplinar responsable del descubrimiento, está dirigido por Carlos E. Hermida,el coautor principal es el investigador peruano Luis Cabrejo, y lo completan la turismóloga y doctora en Historia del Arte Ana Mafé García y el ingeniero de Caminos, Canales y Puertos, Xosé Manuel Carreira Rodriguez.

El proyecto que presentará la Dra. Mafé y Carlos E. Hermida en el VII Congreso Internacional Científico Profesional de Turismo Cultural, considerado el mejor del sector en toda Europa, dirigido por la Dra. y Catedrática Mª Genoveva Millán Vázquez de la Torre, y que se celebrará de forma online este próximo 17, 18 y 19 de febrero desde la ciudad de Córdoba (España), con la ponencia titulada «Turismo Arqueológico en Perú: las Líneas de Nazca como sistema de riego para mega cosechas de agua».

La divulgación de este estudio nos llevará a entender a partir de ahora las famosas líneas de Nazca como un complejo sistema de gestión del agua para el riego de vastas extensiones del desierto, que tenía el objetivo de controlarla y aprovecharla en las diferentes estaciones del año ante unas condiciones de humedad tan cambiantes en aquella región.

Salvar Nazca es un proyecto de unión de sinergias entre diferentes profesionales e investigadores que lleva realizando trabajos de campo desde hace más de ocho años. 

El estudio se realizó dentro del área en la que se encuentran las Pampas de Jumana en el desierto de Nazca. Ha sido necesario recopilar 3750 imágenes por satélite y se ha creado un mosaico de 75 filas y 50 columnas. La zona abarca un estudio de 2500 kilómetros cuadrados. Cada geoglifo, línea y estructura de la zona ha sido estudiada respetando y cotejando la cartografía oficial del Departamento de Ica.

Para más información

Departamento de comunicación Salvar Nazca

Fernando Mullor 661020770

Diego Beltrán 646647898